Performance Las Horas INSONORA – Tabacalera Madrid / 2010

Nobody Performance “Las Horas” Edificio Tabacalera Festival InSonora VI Madrid 2010

Insonora-VI-performance-Tabacalera-small

La pieza “Las Horas” fue seleccionada y presentada en la VI muestra de arte sonoro e Interactivo INSONORA 2010. Constituye un trabajo para un site specific en un edificio abandonado de la antigua Tabacalera en Madrid y ahora reconvertido en un centro de propuestas culturales experimentales.

Tiene una duración de 24 min. en alusión a las 24 horas del día. siguiendo las premisas estéticas de Aristóteles: concentrar totalmente una historia en un día solar (es decir desde que sale el Sol hasta que vuelve a salir).

Las dos intérpretes El yin y el yan realizan el ciclo completo día noche – noche día, restringidas en dos cuadrados de luz fluorescente de 1.20 x 1.20 cm. uno rojo y uno azul. El reto para nosotros ha sido esta constricción, ya que nuestros anteriores trabajos utilizaban el lugar en toda su extensión. Bergson, el filósofo francés, hizo una importante distinción entre espacio y tiempo, en el espacio opera la materia, en el tiempo la conciencia.

Nos interesa la estructura temporal usada por Tarkovski en Sacrificio sobre todo el comienzo: Unos títulos de crédito que duran más de cinco minutos, escuchamos el bello ‘Erbarme dich mein gott’ (‘Apiádate de mí Dios mío’) de J. S. Bach y los créditos se suceden sobre el lienzo ‘La adoración de los reyes magos’, de Leonardo da Vinci.Esto da paso a un plano secuencia de más de nueve minutos de duración. Es el día de  cumpleaños del protagonista, Alexander, y planta un árbol con su hijo  de seis años de edad. Le comienza a explicar por qué planta el delicado árbol contándole una historia que versa sobre un monje:

“Había una vez, hace mucho tiempo… un viejo monje que vivía en un monasterio ortodoxo. Su nombre era Pamve. Y una vez plantó un árbol seco en la ladera de una montaña igual a éste. Luego le dijo a su joven pupilo, un monje llamado Ioann Kolov, que debería regar el árbol cada día hasta que éste reviviera. En fin, cada mañana temprano Ioann llenaba un cubo con agua y salía. Subía la montaña y regaba el árbol seco y en la noche cuando oscurecía volvía al monasterio. Hizo esto durante tres años. Y un buen día, subió a la montaña y vio que el árbol entero estaba cubierto de flores! Piensa lo que quieras, pero un método, un sistema, tiene sus virtudes. Sabes, a veces pienso, si cada día, exactamente a la misma hora, uno tuviera que realizar, el mismo y único acto, como un ritual, sin cambiar, sistemáticamente, cada día a la misma hora, el mundo podría cambiar”.

En esta pieza “esculpimos el tiempo” como Tarkosvki, trabajamos el método, el sistema, la repetición, el ritual, para activar nuestra conciencia, como lo hace en música de Arvo Pärt…

Cuatro grupos de movimientos son ejecutados por las dos intérpretes divididos en dos secuencias de despliegue y repliegue, día-noche-noche-día, a su vez, estas series están desplazadas ½ en cada ejecutante de timbre azul y rojo. Regar el árbol cada día, contra toda lógica, para que algo cambie. Activar la inteligencia a través de las series temporales. Tomar conciencia del tiempo cíclico. Provocar la reflexión sobre la suma de tiempos que hemos necesitado para llegar a ser lo que somos… Disfrutar la armonía oculta, la belleza no proclamada, lo que nos es dado todos los días…

Dirección: Anto Rabzas
Intérpretes: Tania Garrido y Nazaret Laso
Música: Emanuel Nallin e Illo Muriel