Serie 01 / No solo lo fugitivo permanece / verano 14

Dicen que el Ubi es la presencia de algo en el lugar.

El lugar o locus es algo que ejerce cierta influencia en el cuerpo que está en él.  Nunca es indiferente. El lugar no ocupa lugar. No hay un lugar del lugar. Decía Heidegger que somos en tanto que com-ponemos, producimos lugares. El lugar lo llevamos a cuestas, ya estaba ahí, en nosotros, antes de encontrarlo.

Calas, caminos, rocas, son abstraídos de la contingencia de la vida y el tiempo, para convertirlos en espacios gobernados por la precisión de leyes geométricas y remansos de quietud. Es curioso solo la quietud me da alas para ir sobrevolando un mapa del lenguaje. Sin voces, sin prisas.

Un cuaderno en blanco. El lápiz. Un papel azul, otro negro, rojo y amarillo. Unas tijeras, la barra de pegamento. Un largo silencio y ya nos fuimos.

Serie realizada en el paisaje de la Sierra de Irta en el verano de 2014 .

Collage sobre Notebook Fabriano 21 x 29.7 cm.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s